La Gota y su Barbero

Este poemario fue escrito en 1994.

La memoria me lo trae en este tiempo en el que, serenamente, llueve en el exterior y hace calor dentro del hogar, donde de nuevo las gotas de vaho empiezan a deslizarse por el cristal de la ventana hasta que una mano (la mía, cual barbero) interrumpe su recorrido, quizás evitando convertir la melancolía en tristeza infinita.

Los originales no tenían numeración, estaban separados por tres asteriscos, aquí, para diferenciarlos les daré números; también respetaré la versificación y las estrofas (espacios incluidos), y sólo modificaré alguna errata (si la hubiera).


Se puede seguir en el blog VENCIDOS VENCEJOS